El alcoholismo

29. Abril 2016 SALUD 1
El alcoholismo

¿Por qué se toma alcohol?

El hábito de tomar bebidas alcohólicas se adquiere por diversas causas: por

ignorancia, por imitación, por placer, por incapacidad de hacer frente a la realidad

de la vida y otras veces por tendencia anormal al alcoholismo.

Imitación o ignorancia

Hay muchos que beben porque otros lo hacen, en su casa o en público; algunos

creen que es un alimento o que ayuda o facilita la digestión, les ayuda a sentir

calor, ignorando que ningún efecto benéfico puede traer el ingerir alcohol.

Desafortunadamente en algunos países productores de bebidas alcohólicas hacen

publicidad a favor del vino para fomentar el consumo en las zonas vitivinícolas

trayendo desgraciados frutos de alcoholismo, pudiendo impulsar la fabricación de

jugo de uva dulce sin fermentar lo cual sí es un alimento saludable.

Placer

Hay quienes sienten placer al beber alcohol no tanto por el sabor en sí, sino por el

efecto del alcohol sobre su organismo que les da una engañosa sensación de

bienestar.

Por escapar de la realidad

Muchas personas recurren al alcohol por no haber alcanzado la debida madurez

de espíritu y son por lo tanto incapaces de enfrentarse con la realidad de la vida y

sus dificultades. Bajo los efectos del alcohol se sienten felices, importantes o

llenos de capacidad perdiendo así el complejo de inferioridad. Pasado el efecto del

alcohol vuelven las “dificultades” y aún peor que antes, pues a éstas se suma el

alcoholismo que los obliga otra vez a beber para escapar de la realidad.

Efectos del alcoholismo

Varían de acuerdo a la dosis de alcohol, clase de bebida y de una persona a otra.

Aspectos

En el alcohólico crónico tiene un aspecto cuando toma grandes cantidades,

muchas veces la cara roja (vino), inclusive varicosidad en la nariz. El bebedor de

cerveza es obeso y fofo con un abdomen grande, el que toma diariamente bebidas

destiladas puede parecer flaco y es de color pálido amarillento.

Efectos sobre los músculos y sistema nervioso central

 Modificación y disminución de la sensibilidad de la piel y los órganos de los

sentidos.

 Mala coordinación de los movimientos, temblor en las manos. Este temblor

se acentúa en las mañanas al levantarse y disminuye al ingerir “más

alcohol”.

 La capacidad mental y responsabilidad moral disminuye.

 Pérdida de la memoria.

 Disminución en la capacidad de concentración.

 Irritabilidad y tendencia a la brutalidad (locura).

 Según las estadísticas el 10% de los enfermos mentales tienen como causa

principal el alcoholismo y el 30% lo tiene como un factor contribuyente.

Efectos sobre el aparato digestivo

 Boca irritada, lengua sucia, ardor en la garganta.

 Estómago irritado, inflamado, con gastritis.

 El hígado que es el órgano que quema la mayor parte del alcohol sufre y se

hace menos resistente a otros tóxicos o infecciones.

 Puede aparecer ictericia, aumento del tamaño del hígado, la cirrosis atrófica

es más frecuente en los alcohólicos que en los abstemios.

Efectos sobre el aparato genitourinario

 Frecuente nefritis crónica e impotencia genital, la descendencia del

alcohólico crónico puede ser tarada o aparecer defectos mentales

(debilidad).

Efectos sobre el aparato circulatorio

 El alcohólico está afectado frecuentemente por la arterioesclerosis y otras

afecciones de las arterias, así como la dilatación y degeneración grasosa

del corazón.

Efectos sobre el aparato respiratorio

 La voz ronca se debe a la inflamación de la laringe, frecuentemente la tos y

la esclerosis al pulmón.

Cabe resaltar que se ha comprobado por estadísticas que la vida es mas corta y la

resistencia a las enfermedades es menor.

¿Hace daño el uso moderado del alcohol?

Está demostrado que el uso moderado del alcohol no reporta ningún beneficio,

pues ni alimenta, ni ayuda a la digestión, ni facilita el trabajo, no hay razón válida

para justificar su uso; más aún en dosis pequeñas o moderadas puede traer

inconvenientes y pérdida de eficiencia en el trabajo intelectual o físico delicado. El

mayor peligro es que puede transformarse en alcoholismo crónico. Hay personas

que con sólo tomar medio vaso de vino con las comidas, presenta una gastritis

que sólo cede cuando dejan de beber. Algunos enfermos de cirrosis hablan de

haber tomado varios vasos de vino al día por muchos años y que nunca se habían

embriagado. Lo más prudente es no tomar ninguna bebida alcohólica.


1 thought on “El alcoholismo”

  • 1
    Fátima Pinedo García on Mayo 11, 2016 Responder

    Gracias por la información sr. Javier Talavera,desde niños debemos de inculcarles sobre calidad de vida y a evitar consumir en cantidad azúcares y grasas para evitar la obesidad.En cuanto al alcohol es debido a la ignorancia que se consume y ahora su información es para tenerla siempre presente.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *