EFECTO PLACEBO

EFECTO PLACEBO

Después de probar y investigar durante 50 años , llegue a una conclusión:
IMAGÍNATE SANO 
Que uno de los medicamentos más maravillosos del mundo ni siquiera es un fármaco, se trata del PLACEBO:  Una píldora de azúcar o una inyección salina. Para que me entiendan, los placebos no contienen componentes farmacológicos algunos. Pero son estupendos para aliviar el dolor, reanimar el espíritu y curar lo que nos aqueja.
Inclusive hay intervenciones quirúrgicas que sirven de placebo.
Por ejemplo, la cirugía artroscópica de rodilla es un remedio para la artritis, pero un grupo de investigadores desarrolló una operación ficticia de igual eficacia que consiste en sedar al paciente, realizarle una incisión en la rodilla , despertarlo e informar que la cirugía fue todo un éxito.
El seguimiento efectuado durante dos años reveló que el alivio del dolor y la mejoría funcional en pacientes sometidos a intervenciones placebo y reales, son idénticos. Algunos piensan que el efecto placebo es una cuestión psicológica, pero la distinción entre mente y cuerpo no es del todo precisa, por ello es preferible decir que la mente puede influir en la respuesta del cuerpo ante un problema.
Existe un efecto contrario al placebo llamado nocebo, en el que más de uno de cada cinco personas que recibe un placebo manifiestan insomnio, dolor de cabeza y nauseas. Los placebos no tiene efectos en infartos o en tumores pues la sugestión tiene un límite.
Gran parte de la medicina gira en torno a malestares relativamente subjetivos como el dolor crónico, trastornos estomacales y otros. Y es en esos casos, que la píldora de azúcar obra con su magia.
Así que la próxima vez que se sienta indispuesto, pruebe primero con el remedio mas simple. “IMAGÍNESE SANO Y HAGA EJERCICIO“.


Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *